Aprender a decir NO, algo vital en la Gestión del Tiempo

Es conocido que a muchos nos cuesta decir que “no” en asuntos de trabajo o en el hogar.

Pero si haces todo sin cuestionar, se te puede llegar a ver como blando y terminarás haciendo más de lo que corresponde.

Según estadísticas en gestión del tiempo, está comprobado que un 80 porciento de los directivos tiene dificultades para decir que no cuando desean hacerlo. Da igual que sea la petición un tanto abusiva de un colaborador o de un hijo; nos cuesta negarnos.

En el artículo de hoy, aprenderás a entrenar tu voluntad para saber cuando decir “sí” y cuando decir “no”.

En gestión del tiempo, es preciso aceptar que no se puede hacer todo, todos tenemos las mismas 24 horas. Una sobrecarga de tareas solo te traerá dificultades en tu trabajo, en tu vida privada y porsupuesto en tu salud. Piensa en esto cuando digas que “sí”.

En cuanto a la gestión del tiempo, no saber decir que no supone, con frecuencia, abandonar una responzabilidad propia para atender una petición ajena de menor importancia. Decir “no” con convicción, sin agresividad.

La autora y legisladora  Jana Kemp en su libro “Aprenda a decir que no”, propone un enfoque denominado “POWER” , que consta de 5 pasos con los cuales desarrollarás mejores formas para decir “sí” y “no” cuando realmente desees hacerlo.

Propósito: ¿Cuál es la finalidad del pedido, y cómo se relaciona con tu propósito personal? Si el pedido no concuerda con su propósito, no lo dudes, di que no.

Opciones y recursos: ¿Cómo haré para cumplir con el pedido? ¿Con qué recursos cuento para llevarlo adelante? Si no estás en condiciones de satisfacer el pedido favorablemente, y corres riesgos de padecer estrés por ello, di que no.

Cuándo: Establece un plazo específico para cumplir con el pedido. Si no puedes satisfacer el pedido dentro del plazo con el que cuentas y hacerlo bien, di que no.

Vínculos emocionales: Confía en tus insitintos. Si no te sientes cómodo con la propuesta, di que no.

Derechos y responsabilidades: ¿Cuáles serán las consecuencias o repercusiones de decir que no? Determina qué se espera de tí.

Nuestra recomendación para la correcta gestión del tiempo es que contestes de manera “asertiva”. Resístete a lo que  percibas como injusto o inconveniente, discutir o negarse con amabilidad, pero con firmeza. “ Lo siento mucho, pero no me es posible hacer lo que me pides”. Es lo que se conoce como patrón respetuoso de afrontamiento. Manifiesta lo que te guste o te moleste, pero hazlo sin rechazo o violencia, así la gente no se sentirá agredida ni rechazada.

La solución es esforzarse en defender los propios criterios y seguir el camino de las propias decisiones, aunque cueste al principio. Esta capacidad, la asertividad, no nos ha sido ni enseñada ni facilitada. Mas bien al contrario.

Ya lo sabes, desde hoy di “no” con convicción pero con suavidad, tu gestión del tiempo y tu éxito dependen de esto.

Me gustaría que me dejaras un comentario sobre este artículo que acabas de leer y también cuentame un poco y dime cual es tu principal frustración, a la hora de tratar de gestionar tu tiempo.

Gracias.

Cristian Pinto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Administración del Tiempo, Gestión del Tiempo, Manejo del Tiempo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s