Normas para programar tu tiempo

La programación del tiempo es una actividad que debe acabar siendo habitual y diaria. En el manejo del tiempo debe tenerse en cuenta que no menos del 50 por ciento de lo que ha de realizarse en una jornada normal suele aparecer en el transcurso de la misma.

Una de las razones más importantes por las que el manejo del tiempo y su agenda fallan es por nuestra tendencia a ocuparnos de otros asuntos “no programados”.

Adquirir hábitos eficaces en su realización te ayudarán a hacer esta tarea cada vez más fácil y más cómoda y; te ayudarán a enfrentar de una mejor manera los imprevistos que vayan apareciendo en tu día.

Aquí te dejo algunas normas que me han sido útiles en este sentido:

• Ten siempre preparado tu programa antes de iniciar el día. Algo vital en el manejo del tiempo. La forma más cómoda de hacerlo es dedicar a esta actividad los últimos minutos de la jornada anterior. Lo impotante es iniciar el quehacer diario con actividades elegidas de modo deliberado, y no reaccionando solamente a lo que se nos va presentando.

• Programa tus actividades en función de los objetivos que quieras alcanzar. Recuerda que el el manejo del tiempo no cuentan las actividades, sino los resultados obtenidos. No se trata de estar muy ocupado, sino de terminar lo que se hace.

• Elabora tu programa en torno a los temas esenciales. Respétalos, mímalos, y limítate a rellenar el resto con actividades de menor relevancia.

• Trata de acompasar tus actividades, en la medida de lo posible, a tus ciclos corporales. No se puede mantener un rendimiento a tope todo el día. Programa lo más importante para tus horas de mayor eficacia.

• Programa tu horario por escrito. No hay memoria capaz de retener todos los detalles necesarios. Tenerlos escritos aumenta, además, la implicación personal.

• Agrupa acciones y asuntos relacionados entre sí siempre que te sea posible. Acortarás el tiempo necesario para atenderlos y aumentarás tu concentración; y por tanto, tu eficacia.

• Mantén a la vista tu programa de actividades diarias. Hábito muy importante en el manejo del tiempo. Ver reiteradamente objetivos, prioridades y actividades programadas te ayudará a mantenerte en la línea previamente elegida.

• No vaciles en tomarte largos períodos de tiempo para tareas importantes. No estés para nadie mientras las realices.

• Mantén la flexibilidad para poder abordar los asuntos no previstos, pero que resulten de tu interés. Cuando decidas abordar algo nuevo e importante, debes poder hacerlo sin destrozar tu programa ni sentirte culpable.

• Incluye en tu programa algún tiempo para pensar todos los días. Necesitas hacerlo. Y no puedes esperar a “tener tiempo”.

• Incluye, también, un tiempo fijo para lecturas profesionales. Si no lo programas es más probable que nunca llegues a realizar las lecturas que te interesan.

• Incluye, también, un tiempo fijo para todo lo que te importe: Afectos, amigos, desarrollo personal, diversión…

Entonces, ya lo sabes, léelo nuevamente, analísalo y a tomar acción; sin objetivos claramente definidos el ser humano está condenado al fracaso y a la infelicidad, El éxito y la felicidad se alcanzan sólo con el logro de los objetivos personales.

Dejame un comentario, cuéntame un poco cómo ha sido tu proceso, que frustraciones has tenido en el manejo del tiempo, aquí estoy para ayudarte.

Gracias.

Cristian Pinto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Administración del Tiempo, Gestión del Tiempo, Manejo del Tiempo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s